Consejos para estudiar o trabajar desde casa

¿Eres una persona emprendedora, trabajas como freelance o estás estudiando a distancia? Gracias a las nuevas tecnologías, el mundo laboral ha cambiado un montón, y cada vez más gente trabaja o estudia desde su propia casa en lugar de alquilar una oficina o de ir a una sala de estudio.

Pero aunque eso de poder pasarte el día en pijama suena muy bien, estudiar o trabajar desde tu casa exigen organización y disciplina. Piensa que habrá un montón de distracciones que normalmente no tendrías en una oficina. Va a ser inevitable que tengas que asumir tareas domésticas o familiares que, en otro caso, atenderías fuera del horario laboral: que si viene el técnico de la lavadora, que si bajas un momentito a por el pan, suena el telefonillo y te levantas para abril a los carteros comerciales…

Entonces, ¿qué ventajas tiene trabajar o estudiar desde casa?

  • Es la opción más barata para que una persona emprendedora pueda comenzar a trabajar sin la presión de un alquiler mensual. Si acabas de poner en marcha un nuevo proyecto y todavía no te planteas tener una oficina propia, trabajar desde casa es una buena forma de minimizar gastos.
  • Tendrás la libertad de adaptar tu tiempo de trabajo a tus circunstancias personales. No todas las jornadas de trabajo tienen que ser de 8 horas seguidas. Si te resulta más cómodo empezar más tarde o hacer un parón en mitad del día para, por ejemplo, ir al gimnasio o recoger a los txikis del cole puedes hacerlo. Tan solo es cuestión de organizarte.
  • Ahorrarás un montón de tiempo y dinero en tus desplazamientos porque no tendrás que moverte para ir a la oficina.
  • Si estás preparando una oposición o haciendo un curso online podrás organizarte a tu manera y tendrás todo el material al alcance de tu mano. Se acabó eso de cargar con una mochila llena de apuntes para darte cuenta de que te has olvidado el libro que más falta te hacía.

Consejos para organizarte mejor

Como ya te hemos dicho antes, no todo son ventajas en lo que a trabajar desde casa se refiere. Además de las múltiples distracciones a las que tendrás que hacer frente en tu día a día, muchos expertos afirman que esta forma de trabajo puede incrementar la sensación de soledad y someterte a cierto aislamiento. Para evitar esos problemas, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

  • Busca una zona de tu casa que puedas reservar para realizar tu trabajo, y procura utilizarla únicamente para eso.
  • Márcate un horario que te obligue a cumplir una rutina laboral, que no supere las 8 horas diarias, y que sea compatible con la actividad del resto de personas que vive contigo para evitar molestias.
  • Haz un break cada hora u hora y media para tomarte un respiro.
  • Sal de “tu oficina” cuando termine tu jornada laboral y cuida tu vida social: piensa que la mayor parte del tiempo desarrollarás tu actividad en solitario y por eso es importante que te relaciones con otras personas fuera de tu espacio de trabajo.

¿Te animas con el teletrabajo? Si es así, asegúrate de empezar con un buen paquete de comunicaciones, conexión a internet ultrarrápida, tarifa plana de teléfono… Recuerda que en Euskaltel te ofrecemos las mejores propuestas para autónomos y empresas. Echa un vistazo 😉

Deja un comentario / Idatzi iruzkina

Valida tu comentario / Iruzkina balidatu *