Cómo proteger tus cuentas y perfiles en la red

Datos personales, claves bancarias, información privada: gran parte de nuestra vida sucede en la red y en muchas ocasiones solamente está protegida por una única barrera de seguridad: las contraseñas, la primera línea de defensa contra los piratas informáticos y uno de los puntos en los que los usuarios de las nuevas tecnologías más nos relajamos.

La mayor parte de nosotros confiamos ciegamente en los sistemas de seguridad habituales que acompañan a los diferentes programas de sus smartphones, tablets y ordenadores. Pero, ¿son suficiente garantía? Según Alfonso Encina, responsable de producto de Seguridad de Euskaltel, un antivirus o una clave no garantizan una seguridad total.

Además, se dan varias circunstancias: cada vez nos comunicamos más a través de internet; tendemos a utilizar claves más sencillas y más fáciles de recordar, en muchas ocasiones relacionadas con nuestra esfera privada; y los hackers cada vez acceden más fácilmente a nuestros datos personales y nuestro entorno. De hecho, muchas veces usan información que nosotros mismos compartimos en las redes para atacarnos. La red a veces se vuelve en nuestra contra. Por eso, si realmente queremos sentirte seguro tendrás que ir un paso más allá.

Los expertos recomiendan ciertas pautas básicas: estar atentos a los archivos adjuntos que nos descargamos, evitar hacer clic en enlaces incluidos en correos con origen en direcciones desconocidas, habilitar el filtro anti-Spam, tener contraseñas seguras –que tengan diez o más caracteres e incluyan mayúsculas, minúsculas y números-, o usar con precaución las redes WiFi públicas.

 

La verificación en dos pasos

Todas esas medidas están bien y contribuirán a nuestro objetivo, pero si de verdad quieres seguridad, el siguiente nivel es la verificación en dos pasos: un sistema de contraseñas que verifica al usuario dos veces por vías diferentes. Esto quiere decir que al entrar en tu correo o en tu facebook necesitarás dos cosas: algo que sabes tú -tu contraseña- y algo que tienes en tu poder –puede ser un código de seguridad enviado por SMS, una secuencia de activación o algún tipo de verificación biométrica como la huella dactilar-, lo que hará que tu cuenta sea prácticamente inviolable.

Esta solución ya está disponible en la mayoría de redes sociales y servicios de correo. Aquí puedes ver cómo activarlo fácilmente en las diferentes redes, así que no dudes en darle :

 

Apps para gestionar tus contraseñas

Como ves, si te encantan las redes sociales hay maneras en las que puedes estar más protegido. Y eso también pasa por aprovechar las oportunidades que ofrecen algunas apps móviles, como aquellas que te ayudan a gestionar contraseñas. Este tipo de aplicaciones móviles te permitirán recordar fácilmente tus claves: sólo deberás acordarte de una clave maestra. Además, suelen integrarse en nuestro navegador para rellenar los formularios de registro de los sitios web, de tal forma que con sólo con pulsar un botón accederemos a nuestros perfiles. Nosotros hemos probado estas y nos han parec
ido muy útiles.

lastpass_LastPass: Tanto para usuarios expertos como para aquellos que sólo buscan un lugar donde guardar todas sus claves. Esta aplicación fue de las primeras en salir al mercado y eso se nota en sus cualidades: multiplataforma, sencilla de utilizar y gratuita. Además, podrás utilizarla como un pluggin. Puedes encontrarla en Windows, iOS y Android.

1password: Dos fortalezas hacen de esta app una de las opciones más utilizadas: se sincronizará con todos los servicios protegidos que utilices y generará sus propias contraseñas –de mayor complejidad- a partir de las tuyas. Tendrás la claves almacenadas siempre que las necesites y podrás utilizarlo con cualquier sistema: Windows, iOS, Android.

La decisión está en tu mano y poner en marcha algunas de estas medidas no te llevará más de dos minutos. Como se suele decir: vale más prevenir que curar, una gran verdad en el mundo digital.